Brain Care

Cuidados continuados del cerebro

La plasticidad neuronal, también llamada neuroplasticidad, se refiere a la capacidad del cerebro a adaptarse y cambiar. Por tanto es posible ejercitar el cerebro para mantenerlo sano, aprovechar su potencial y mejorarlo. Antiguamente se creía que la plasticidad neuronal sólo se producía durante la infancia.  Pero los estudios actuales demuestran que la plasticidad existe independientemente de la edad de la persona.

Si lo estimulamos adecuadamente, el cerebro puede crear nuevas conexiones neuronales y fortalecer las ya existentes. Aprovechando esta facultad de nuestro cerebro, es posible aumentar la capacidad cognitiva y mejorar la capacidad de aprendizaje y la memoria.

Evaluación

En primer lugar se realiza una evaluación para ver en qué ha de mejorarse y ver el grado de estado en que se encuentran las capacidades del cliente.

Ejercicios personalizados

Estudiamos cada caso de forma individual para llevar a cabo una terapia adecuada y los ejercicios más oportunos.

Entrenamiento

Se diseña un plan estratégico para sacar el máximo partido al entrenamiento y desarrollo de las nuevas habilidades.

Seguimiento

Se realizan mediciones periódicas, si fuese pertinente, para llevar un control de la evolución y así saber si se están alcanzando los objetivos y poder modificar el plan de acción.

Curva de mejora

Todos estos pasos se tienen muy en cuenta para que la curva de mejora sea lo más ascendente posible y se obtenga un desarrollo personal adecuado.

Memoria y capacidad intelectual

Tanto la memoria como la capacidad intelectual necesitan ser usadas para no verse mermadas por la falta de actividad, es por ello que se vuelve necesario trabajarlas para mejorar la capacidad para procesar y recordar la información.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies